Ilustraciones:  Miguel Ordóñez
Web: www.miguelordonez.es

 

 En un pueblo muy pequeño con una sola fuente y una sola plaza vivía Otilia.  Otilia tenía un vestido de flores para el domingo y otro sin flores para el resto de la semana. Tenía los ojos enormes y los pies muy pequeños, y cuando se ponía nerviosa, le entraba hipo.

Otilia Imagina fue mi primer cuento para librerías. Hasta entonces solo había hecho cuentos de educación emocional para editoriales. Salió de un dibujo de Miguel Ordóñez hecho en acuarela de una niña que volaba con un vestido de flores. Tuve el dibujo mucho tiempo delante de mi mesa y el texto fue simplemente desarrollar el personaje. Además, en aquellos días estaba dando un taller de creación literaria y estaba bastante obsesionado con las elipsis narrativa. Esos saltos que da una historia en la que el lector (o el espectador de cine) une partes de la historia. El más clásico es el salto que se da del beso de dos protagonistas a la ropa tirada por el suelo y la pareja sonriente en la cama. ¿Cuando aprenden los niños a atar cabos narrativos? En mi opinión lo hacen muy pronto. Este cuento trata de sacar partido a ese aprendizaje subterráneo y repite una y otra vez (y la repetición suele gustar) un esquema narrativo en el que falta una parte. El resultado creo que es cómico a la vez que lúdico. El sentido lúdico es precisamente la cualidad fundamental de Otilia, y su juguete la imaginación.

subir

Otilia “lee y escucha”

Unos años después de publicarse ‘Otilia Imagina’, Edelvives sacó una colección llamada ‘Lee y escucha’ que incluye un CD con cada libro. En él se escucha el cuento leído con algunos efectos de sonido. Además el formato es algo más grande y tiene tapas duras.

otilia_imagina_cd

 

 

 

subir