Ilustraciones:  Carmen Queralt
Web: carmenqueralt.blogspot.com.es

 

 Todas las navidades Fermín le escribe a los tres reyes magos y le pide a cada uno cosas distintas. A Melchor le pide caramelos, golosinas, balones, muñecos, pistolas y sombreros. Melchor es un buen rey pero todo lo que trae al final se rompe, o se pierde, o se lo come Fermín.

Este cuento es de mis preferidos. Primero por las ilustraciones de Carmen Queralt. Ella las hace primero con mil pinturas y cartulinas de todo tipo que pega con muchísimo cuidado. Aunque Edelvives es de las mejores editoriales a la hora de imprimir, el original de este cuento es una verdadera obra de arte. Todo tiene textura y volumen y fuerza. Además de los collages de Carmen, este texto permite afrontar uno de los mayores problemas que tienen los niños y los adultos: los deseos no concedidos. Es un tema peliagudo que en este caso entra de manera muy sencilla. Permite a los padres hablar con los niños sobre qué pasa cuando no conseguimos lo que queremos. El final es un pelín más enigmático de lo que hubiera querido pero funciona en la historia y coloca en una bolsa una solución abierta a explicaciones más largas que puedan dar los padres. En fin, a mí este cuento me gusta y a mi madre también, así que todos contentos.